ONGI ETORRI...BIENVENIDO


miércoles, 6 de julio de 2011

LOS OJOS DEL SOILA

EN EL INTERIOR DEL PARQUE DE IZKI ENTRE LAS LOCALIDADES DE KORRES,ANTOÑANA Y BUJANDA SIEMPRE VIGILANTE CON LOS OJOS ABIERTOS SE ENCUENTRA EL MONTE SOILA.

PARA DE LA RUTA


El Parque Natural de Izki, declarado en 1998, tiene una extensión de 9143 hectáreas y alberga una enorme diversidad de paisajes y un sinfín de tesoros naturales y culturales.


El paisaje de Izki está claramente dominado por extensos y densos bosques: marojales, quejigales, carrascales, hayedos... que se ven interrumpidos en algunas zonas por espectaculares escarpes rocosos: Monte Soila, Muela de San Román, Atauri, barrancos de Arlucea y Marquínez... En las zonas más altas, siglos de explotación ganadera, han formado bellos pastos salpicados por árboles y arbustos. El agua, durante siglos ha formado singulares parajes, como los barrancos del Molino y de Korres. Sobre este último “cuelga” el único núcleo habitado incluido dentro del Parque Natural.
 

En el año 1256 Alfonso el Sabio le concede el fuero de población y la incorpora a Castilla. En Korres estubo la primera mina de asfaltos del país conocida como San Ildefonso.


Toda esta belleza es la que nos ha animado a venir hoy viernes 1/7/2011 a recorrer parte de este singular paraje.




 
INICIO
Aparcado el coche junto al nuevo edificio de información de Korres preparamos las mochilas y comenzamos la ruta que en un principio no haría falta ninguna explicación puesto que al ser Parque natural las rutas se encuentran balizadas.





No obstante la incluiremos aquí por tratarse de una combinación de rutas las que realizamos hoy.
 

KORRES
KORRES












  Cuando son las 9:00 en punto comenzamos a bajar por la calle que se dirige a la plaza de abajo en donde se puede llenar las cantimploras en su fuente situada en el centro de la pequeña plaza.


 
Descendemos hacia el Sur por una cuesta cementada que baja hacia el fondo del barranco formado por el río Izki, nosotros no llegaremos hasta abajo ya que a media cuesta una cruz de señales (1º cruce) nos indica entre otras la senda a seguir.







PRESA DE ARANBALTZA

2º CRUCE













Se trata de la senda de Bujanda que la seguiremos por encima del embalse y presa de Arambaltza hasta llegar a otra cruz de señales (2º cruce) donde abandonaremos dicha senda para coger la senda de Antoñana. Esta senda comienza a ascender suavemente hacia el Este antes de internarse en un tupido bosque en donde un pequeño personajillo parece darnos la bienvenida.





RATONCILLO


  










Dejamos a este ratoncito que siga su camino y seguimos ascendiendo hasta llegar a un alto en donde encontramos otro cruce (3º cruce). Se trata de la senda Antoñana que viene de Korres por la zona de la Peña del Castillo y el mirador que mas tarde visitaremos.






3º CRUCE

4º CRUCE












Nos dirigimos hacia Antoñana por eso cogemos este cruce a la derecha que en este mismo momento empieza un sombrío descenso hasta el siguiente cruce (4º cruce) con poste de señales incluido.







En este cruce abandonamos la senda Antoñana para seguir por una senda ascendente señalizada como senda de El Agin. Es la primera senda de la mañana ya que hasta aquí hemos llegado por un cómodo camino. La senda se vuelve exigente pero sombría lo que nos facilita la subida ya que en estos momentos son las 10 de la mañana y el calor ya empieza a ser notable.

Cruzamos un camino que no mencionaremos por estar clarisimo el camino a seguir ya que tenemos una alambrada con una puerta que cruzaremos y proseguiremos la ascensión siguiendo las marcas blanco-amarillas que lo balizan.


PASO PUERTA

La cuesta a veces se endurece hasta el punto de que para superarla nos ayudaremos de escalones incluso provistos de pasamanos, entramos en una zona de pedreras en donde encontraremos un enorme Tejo (Agin) centenario de más de 18 metros de altura y 5 metros de circunferencia en su tronco.


PEDRERA
EL AGIN














El avance lo hacemos siguiendo siempre la senda que ahora se orienta hacia el Norte para librar la gran barrera rocosa que tenemos sobre nosotros hasta llegar a un estrecho pasillo provisto también de pasamanos por el cual ascenderemos hasta el collado del Avellanedo ya en la cresta de la montaña.


PASILLO
PASILLO













Al llegar arriba otra señal (5º cruce) nos indica el camino a seguir que no es otro que la propia cresta hacia el Sur la cual seguiremos hasta pasar por al lado del ojo vigilante del Soila y más arriba la cima coronada por el buzón de montaña y el vértice geodésico.





CRESTA
CRESTA












OJO DEL SOILA

Las vistas que ofrece la cima son de casi la totalidad del parque incluso la periferia del mismo, hoy se puede uno parar en la cima a almorzar ya que el día es estupendo aquí arriba.


video



SOILA

Después del almuerzo y los consabidos comentarios sobre lo que vemos desde el lugar comenzamos el descenso buscando una estrecha senda y poco transitada que sigue el filo de la cresta hacia el Oeste entre el boj.


Descendemos muy cercanos al cortado por lo que debemos de extremar las precauciones al avanzar por esta senda que ha veces se encuentra cerrada por el boj pero transitable hasta llegar al punto donde avandonaremos la cresta (bajada) y comenzamos un pronunciado descenso.







BAJADA
OQUEDAD

La senda baja repentinamente hacia la Peña el Castillo que queda enfrente dejando a la derecha bajo la pared una oquedad, llegamos a una pedrera por la que descendemos hasta llegar a la senda Antoñana (6º cruce).









Vamos a conocer el mirador sobre el cañón de Bujanda, para ello no dirigimos a la izquierda hacia Antoñana bajo la Peña el Castillo hasta un desvío (1ºdesvío) que hacia la derecha nos conduce al cercano mirador.






DESDE MIRADOR
MIRADOR

De vuelta a la senda nos dirigimos ahora hacia Korres por el tramo de senda andado pasando por el  punto de bajada (6º cruce) y de hay ya sin perdida pasamos otro cruce (7º cruce) que tomamos a la izquierda en descenso hasta el pueblo que llegamos por el camino que junto a la iglesia de San Esteban y callejeando llegamos al coche cuando son las 12.55 horas.





KORRES
KORRES













                                             Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario