ONGI ETORRI...BIENVENIDO


martes, 6 de septiembre de 2016

VUELTA POR EL TECHO DEL SISTEMA IBÉRICO ( MONTE MONCAYO )

ALLÁ, EN LAS TIERRAS ALTAS POR DONDE TRAZA EL DUERO SU CURVA DE BALLESTA EN TORNO A SORIA, ALLÁ, ENTRE PLOMIZOS CERROS Y MANCHAS DE RAÍDOS ENCINARES, MI CORAZÓN ESTA VAGANDO EN SUEÑOS.








No ves, Leonor los álamos del río con sus ramajes yertos? Mira el Moncayo azul y blanco, dame tu mano y paseemos por estos campos de la tierra mía, bordados de olivares polvorientos voy caminando solo, triste, cansado, pensativo y viejo.



MONCAYO



Con este poema Antonio Machado expresa su depresivo estado de animo tras la muerte de su esposa Leonor en 1912 y recuerda en sueños el paisaje sobrio, triste, plomizo de Soria en su vuelta a su Andalucia natal caminando solo, triste, cansado y viejo por esos campos de la tierra mía bordados de olivares.





INICIO
Aunque el macizo del Moncayo consta de tres cumbres bien diferenciadas nosotros solamente ascenderemos a la cima principal o monte San Miguel, son las 9:00 horas cuando recién llegados de Vitoria-Gasteiz y aparcados los coches en el parking de Haya Seca comenzamos a caminar hacia el Santuario del Moncayo.





PARKING HAYA SECA ( SALIDA )
CAMINO DEL SANTUARIO













Al principio caminamos por un ancho y polvoriento camino que nos deja en unos doce minutos en la explanada de entrada a dicho Santuario, junto a la fuente allí existente nace una senda pedregosa que comienza a ascender entre la escasa vegetación.




CAMINO DEL SANTUARIO
CAMINO DEL SANTUARIO











DESDE EL CAMINO DEL SANTUARIO


LLEGADA AL SANTUARIO
SANTUARIO DEL MONCAYO













Ziszageante, la senda siempre bien marcada no ofrece dudas ni tampoco hay posibilidad de salirse de ella, en el avance vamos dejando atrás a varias familias, algunas con niños de la propia provincia de Zaragoza como de otros lugares más lejanos.




FUENTE DEL SANTUARIO
INICIO SENDA











DESDE LA SUBIDA AL MONCAYO


SOBRE EL MONASTERIO
FAMILIA DE ZARAGOZA













A los cuarenta minutos de marcha llegamos al fondo de la hoya de San Miguel o Cucharón dejando allí a otra familia con niños que no sabemos si conseguirán llegar arriba, a partir de aquí la senda se vuelve más pendiente y más pedregosa pero salvo el esfuerzo no ofrece mayores inconvenientes.





PITIKLIN CÁMARA EN MANO
SENDA DEL MONCAYO











DESDE LA SUBIDA AL MONCAYO


SENDA DEL MONCAYO
SENDA DEL MONCAYO











HOYA DE SAN MIGUEL O CUCHARÓN


SENDA DEL MONCAYO
LLEGADA AL CUCHARÓN














La senda va saliéndose de la hoya por la ladera oriental hasta llegar a lo alto de la loma que separa este circo de San Miguel del de San Gaudioso, siempre ziszageante, la senda va alcanzando la linea cimera desembocando en el collado que separa las cotas del Alto de Corralejo del cerro San Juan (1º-collado).








SENDA DEL MONCAYO
SENDA DEL MONCAYO











DESDE LA SUBIDA AL MONCAYO


SENDA DEL MONCAYO
SENDA DEL MONCAYO











DESDE LA SUBIDA AL MONCAYO


SENDA DEL MONCAYO
SENDA DEL MONCAYO











SENDA DEL MONCAYO


SENDA DEL MONCAYO
SENDA DEL MONCAYO











SENDA DEL MONCAYO


SENDA DEL MONCAYO
SENDA DEL MONCAYO













La cima del Moncayo esta visible hacia el Noroeste separada de nosotros por el Cerro de San Juan 2279 m que alcanzaremos en nuestro camino hacia el Moncayo, solamente nos separa de la cima del Moncayo el collado del Alto de las Piedras por donde llega el GR-86 procedente del pueblo de Cueva de Ágreda.




1º-COLLADO
CAMINO DEL MONCAYO











CIMA DEL CERRO SAN JUAN 2279 m.


ALTOS CORRALEJO Y LOBERA
SUBIDA AL MONCAYO













Frente a nosotros, altivo y majestuoso se alza la cima del Moncayo 2314 m que alcanzaremos sin ninguna dificultad a pesar de su gran altura, Moncayo o Monte Cano como lo llamaban los romanos por semejar las nieves de su cima con las blancas canas de la cabeza de un anciano siempre ha sido un lugar de misterio repleto de leyendas.




SUBIDA AL MONCAYO
LLEGANDO A LA CIMA











HOYA SAN MIGUEL O CUCHARÓN




CIMA DEL MONCAYO 2314 m.


ALMUERZO EN LA CIMA
CIMA DEL MONCAYO













En la Edad Media la expresión Monte Cano se corrompe y deriva a Monte de Caco dando origen a la más famosa de las leyendas, las gentes del Somontano del Moncayo aseguran que en la Cueva de los Fayos vivió Caco, famoso ladrón que según cuentan era un hombre de tanta astucia como fuerza que se refugió en esta cueva huyendo de sus perseguidores.
Aquí vivía el titán, cuando Hércules y Pierres que a la sazón habitaban en Tarazona, tuvieron noticia, por la fama que adquirían sus proezas, de que en este punto existía el gran Caco, y desde luego dispusieron ir a visitarle y conocerle, cuando Hércules y Pierres llegaron a aquel punto que llamaban El Plano encontraron a una mujer que resultó ser hermana de Caco, la cual estaba arando y al preguntarle que dónde se hallaba su hermano la mujer contestó: allí, al mismo tiempo que levantaba el arado con los doce bueyes a él uncidos señalando el lugar donde estaba la cueva.




DESDE LA CIMA DEL MONCAYO
BAJADA AL COLLADO











DESDE LA CIMA DEL MONCAYO


BAJADA AL COLLADO
BAJADA AL COLLADO













 En la cueva encontraron a Caco que les invitó a beber vino en una tinaja de veinticinco cántaros que el mismo manejada con una mano a guisa de vaso. se hicieron grandes amigos y de allí surgió la idea de hacer una cacería por el Moncayo que se llevó a cabo unos días después con tan mala suerte que ninguno de los tres cobró pieza alguna.
Volvían ya contristados de la ingrata fortuna que les privaba de poder lucir sus respectivas habilidades como cazadores cuando apareció nada menos que un gigantesco león al cual se abalanzó Caco y cogiéndolo de ambas mandíbulas lo desgarró haciéndolo dos pedazos, no queriendo ser menos Pierres, cogió una vaca viva y se la cargó al hombro y por su parte Hércules arrancó de raíz una corpulenta haya y cogiéndola por la copa a guisa de bastón bajó con ella hasta Tarazona.
Como el día es favorecedor almorzamos en la misma cima antes de emprender el descenso hacia el collado de Castilla situado al Oeste de la cima




BAJADA AL COLLADO
BAJADA AL COLLADO











DESDE LA CIMA DEL MONCAYO


LLEGANDO AL COLLADO
COLLADO CASTILLA











ALTO DE LAS NEGRILLAS


MONCAYO TRAS EL PINAR
1º-CRUCE













La bajada a este collado es larga y muy pendiente al mismo tiempo que pedregosa, ya en este collado (C Castilla) encontramos varias direcciones a seguir eligiendo la senda que desciende hacia el Norte por terreno herboso. Cuando la senda se acerca al arbolado encontramos un cruce de sendas (1º-cruce), una de ellas sigue descendiendo hacia el Norte, otra viene de los altos de Peña Negrilla y la que nosotros vamos seguir gira a la derecha junto al mojón de piedras y se interna en el pinar.






SENDA DE REGRESO
SENDA DE REGRESO











DESDE LA SENDA DE REGRESO


SENDA DE REGRESO
SENDA DE REGRESO













Atravesado el pinar la senda se vuelve pedregosa pasando por grandes canchales que dificultan el avance, la senda va recorriendo la ladera septentrional del monte Moncayo a una altura aproximada de 1800 metros pasando muy cerca de los restos de uno de los accidentes aéreos acaecidos en esta zona hace muy pocos años.




SENDA DE REGRESO
SENDA DE REGRESO











RESTOS DE UN HELICÓPTERO


SENDA DE REGRESO
SENDA DE REGRESO











VEGETACIÓN DEL MONCAYO


SENDA DE REGRESO
PARKING HAYA SECA ( FINAL )













La senda pedregosa continua hasta entrar de nuevo en otro pinar ya cercano al punto de partida, aquí inicia un empinado descenso que termina en el mismo parking de Haya Seca donde finaliza esta vuelta al techo del Sistema Ibérico cuando son las 13:30 horas.




LOS TRES GIGANTES
VISTA DE TARAZONA











CATEDRAL DE SANTA MARÍA DE LA HUERTA


LA MAGDALENA
EL CIPOTEGATO













En nuestro regreso a casa paramos en el bonito pueblo de Tarazona para hacer una visita a la Casa Consistorial donde encontraremos las tres figuras de gigantes de grandes dimensiones que decoran su segundo cuerpo del edificio, estas figuras corresponden a Hércules, Pierres y Caco. Otro personaje vinculado a esta población es el Cipotegato cuyo origen narra la existencia de un bufón que, tras haber recibido un impacto de tomate en la cara lanzado por el rey, usó a partir de entonces una máscara para protegerse que le daba aspecto de gato, y de ahí el nombre del personaje que irrumpe en la plaza a través de un pasillo abierto entre la multitud cada 27 de agosto vestido con los colores amarillo, rojo y verde.



Hasta   la   Próxima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada